Hasta 320.000 clientes de Time Warner Cable podrían ser víctimas de un delito de protección de datos

hacker con guantes y teclado de ordenador cometiendo un delito de protección de datosTim Warner Cable compañía multinacional de Estados Unidos con sede en Nueva York y dedicada a los medios de comunicación y al entretenimiento, informó que hasta 320.000 clientes podrían haber sido víctimas del robo de las contraseñas de sus correos electrónicos.

La empresa ha informado que, probablemente, los detalles de los correos electrónicos y contraseñas fueron robados a través de un software malicioso descargado durante ataques de ‘phishing’. Por otro lado, también se cree que podrían haber sido robados a través de las bases de datos de otras empresas que guardan la información de los clientes de Time Warner Cable Inc., infringiendo así la Ley de Protección de Datos.

Robo de datos de clientes

Tal y como ya hemos explicado en otros posts de los blogs de Conversia, el phishing consiste en engañar al receptor de un correo electrónico para que clique en un enlace que dirige a contenidos maliciosos o imitaciones de páginas web, con la intención de robar contraseñas y acceder a información personal.

Time Warner Cable, aún no ha determinado de qué manera consiguieron la información, pero ha manifestado que los sistemas de la empresa no muestran indicios de haber sido atacados.

El FBI fue el encargado de informar a la compañía de que las direcciones de correo electrónico de algunos clientes, incluidas sus contraseñas, “podrían haber sido comprometidas”.

Protección de datos de los clientes

Ante esto, la firma estadounidense enviará correos electrónicos y correspondencia directa para aconsejar a sus clientes que actualicen sus contraseñas y, de esta forma, minimizar las consecuencias de este ataque.

Cabe recordar, que todo usuario de Internet, debe de tener en cuenta una serie de medidas preventivas esenciales, entre ellas: actualizar sus contraseñas cada cierto tiempo, leer bien la letra pequeña y evitar descargar archivos adjuntos (ya que podrían ser maliciosos) etc.