Siete de cada diez españoles han visto amenazada alguna vez su privacidad en internet

¿Somos realmente conscientes de los riesgos a los nos exponemos al navegar por internet sin adoptar una serie de precauciones? Subir datos personales (propios o ajenos) a las redes sociales, realizar compras en tiendas virtuales, participar en foros… Todos realizamos alguna de estas actividades diariamente y con frecuencia nos hemos topado con algo que nos ha hecho sospechar sobre si nuestra privacidad está a resguardo en la red.

En España, el 66% de los internautas ha dejado de navegar en alguna ocasión por problemas de privacidad. Un porcentaje similar al del resto de Europa, según los resultados del proyecto “EU-Consent” de la UE, que vienen a poner de manifiesto que es un tema que preocupa cada vez más a los usuarios.

Campaña de la AEPD

Como consecuencia de esta preocupación creciente, distintos organismos se han puesto manos a la obra para divulgar una serie de pautas entre los usuarios para que no cometan errores que puedan comprometer su privacidad. Uno de ellos ha sido la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que recientemente ha lanzado la campaña ‘Protege tus datos en Internet’, un proyecto online formado por una serie de vídeos con consejos para que los usuarios puedan gestionar adecuadamente su privacidad en la Red.

Se trata de concienciar a los usuarios acerca de la importancia de dedicar unos minutos a configurar según sus propios criterios las opciones de privacidad y no aceptar, sin más, los parámetros establecidos por las compañías: no siempre se corresponden con sus deseos. Con este proyecto, la AEPD ofrece consejos para que los internautas sean conscientes de lo fácil que resulta dejar huellas a su paso por internet. Datos personales como dónde vive, dónde trabaja o qué le gusta, pueden ser controlados y reducir en gran medida su visibilidad.

Por otra parte, la entrada en vigor el 1 de abril de 2012 de la denominada “Ley de cookies” (Real Decreto Ley13/2012) obliga a buscadores y páginas webs a solicitar el consentimiento expreso del usuario para la utilización de cookies –según la Wikipedia, una cookie es “una pequeña información enviada por un sitio web y almacenada en el navegador del usuario, de manera que el sitio web puede consultar la actividad previa del usuario”- durante la navegación, así como el deber de posibilitarle y facilitarle el rechazo del uso de dichas cookies.

Esta amenaza para la privacidad también ha suscitado la reacción de la AEPD, que con su “Guía sobre el uso de cookies” (abril de 2013), la primera en Europa en relación a este tema, responde a los requerimientos de ciudadanos, políticos y organizaciones de consumidores de que se garantice la efectiva tutela de la privacidad en internet.

Esta guía define una serie de términos, como el de cookie: “Cualquier tipo de archivo o dispositivo que se descarga en el equipo terminal de un usuario con la finalidad de almacenar datos que podrán ser actualizados y recuperados por la entidad responsable de su instalación”.

Pero las noticias que aparecen a diario en los medios de comunicación tampoco contribuyen a dejarnos más tranquilos acerca de lo poco protegidos que están nuestros datos en internet. El ‘escandalo  Snowden’ demuestra lo vulnerables que son algunas herramientas a disposición de todos en la red, como las nubes, las redes sociales o las aplicaciones, incluso las aparentemente más inofensivas.

Y es que hace pocas semanas la prensa internacional se hacía eco de que la Agencia Nacional de Seguridad de EEUU (NSA) y su homóloga británica (GCHQ) han desarrollado tecnologías desde 2007 para absorber datos personales de usuarios de ‘smartphones’ con fugas de información. El diario británico ‘The Guardian’, basándose en documentos secretos, asegura que las dos agencias han creado tecnologías para obtener datos privados de aplicaciones tan inocuas como el popular juego Angry Birds.

Mas información en Conversia.es