El 80% de las empresas españolas no ofrece formación continua a su plantilla

Formación

La formación continua es una herremienta básica con la que cuentan las empresas para aumentar la capacitación, fidelización y motivación de sus trabajadores. La apuesta por esta política es evidente si las empresas desean orientarse a la creación de un sistema de trabajo eficaz, resolutivo y competitivo.

Pero las cifras reales contrastan con esta tendencia, ya que, en España, un 80% de las empresas no ofrece formación continua a sus empleados, cifra que duplica la media europea que es de un 39%.

Respecto a los participantes, en España sólo reciben formación en las empresas un 32% de los empleados, mientras que, por ejemplo, en Alemania y países nórdicos, las cifras ascienden a un 52% y un 70%, respectivamente.

A día de hoy, la mayoría de vacantes laborales exigen estudios especializados, pero la formación no termina ahí. Para conservar la categoría y/o ascender a un rango superior, es necesario actualizarse y evolucionar, no solo en relación al sector en el que uno trabaja, sino en diversos campos del mercado actual.

En esta materia, las empresas españolas estan a la cola europea, a pesar de que nuestro país cuenta con una gran oferta sobre formación continua dirigida a las empresas. Además, a nivel de las Administraciones Públicas, se estan realizando pasos a su favor. En 2009 el 18% de las pymes dispusieron del crédito formativo para formar a sus empleados. Ciertamente, esta cifra no es muy elevada, pero cabe destacar que representa un 46% de incremento respecto al 2008.

En 2010, la cantidad a destinar para este tipo de formación es de 1.545 millones de €. Este importe corresponde solo al 33% de los fondos pertenecientes a la formación de los empleados ocupados. El resto del presupuesto se destina a la formación de la Administración Pública (9%), a las acciones de apoyo y acompañamiento de las Comunidades Autónomas (50%) y a planes de formación sectoriales e intersectoriales.

Via educaweb
Imagen: pamamo