Delegado de Protección de Datos

La figura del Delegado Protección de Datos es esencial en la empresa - ConversiaEn Conversia asumimos una gestión integral y permanente de las funciones y tareas propias de la figura del DPO.

El Reglamento General Europeo de Protección de Datos (RGPD), entre sus novedades, establece la creación de la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO • Data Protection Officer), cuya misión es garantizar la correcta aplicación de la legislación en esta materia, así como controlar la adecuada gestión de los tratamientos de datos desarrollados en el seno de la organización en la que desempeñe dicho cargo.

Características del DPO

  • Cualificación específica: El DPO debe designarse atendiendo a sus cualidades profesionales, sobre todo teniendo en cuenta sus conocimientos especializados de la legislación, las prácticas en materia de protección de datos, y en particular a la ausencia de conflictos de interés.
  • Interno o externo: Puede pertenecer a la plantilla del Responsable o del Encargado del Tratamiento o a un tercero designado mediante un contrato de prestación de servicios.
  • Identidad pública: La identidad del Delegado debe ser comunicada a la Autoridad de Control por parte del Responsable o del Encargado del Tratamiento.
  • Libertad de actuación: El Reglamento dispone que esta figura debe actuar con total independencia en el desempeño de sus funciones y no podrá recibir ninguna instrucción relativa a dichas tareas por parte del Responsable o del Encargado del Tratamiento.

Conversia es su DPO experto

En Conversia ofrecemos un asesoramiento constante y asumimos de forma integral las funciones y tareas propias de la figura del DPO, con el objetivo de garantizar la total adecuación y cumplimiento de la actividad de la empresa o entidad a la normativa. De esta forma, liberamos a la empresa de la carga de trabajo, ofreciendo un servicio de adecuación completo e integral para asegurar de forma permanente la efectividad de las actuaciones a desarrollar.