Los nuevos desafíos de la protección de datos

El nivel de protección de datos de Europa es el más avanzado del mundo, aunque en la actualidad afronta un periodo crítico en el que “es preciso afrontar importantísimos retos para mantener el nivel de protección alcanzado”. Son palabras del director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), José Luis Rodríguez Álvarez, durante el curso ‘Retos de la protección de datos’ celebrado el pasado mes de julio en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander.

Y es que la protección de datos se enfrenta a numerosos desafíos que plantean para la privacidad los servicios de Internet y la irrupción de nuevas tecnologías, redes sociales y programas de vigilancia o espionaje como PRISM, revelado por el denominado “caso Snowden”, que ha puesto en entredicho el acuerdo “Safe Harbor” de cesión de datos entre la UE y Estados Unidos, vigente desde 1998, dado que los principales operadores implicados están suscritos a este Convenio.

AEPD - Conversia

Como señala el director de la AEPD, también es el momento de examinar la reforma y actualización del marco jurídico europeo de protección de datos. Rodríguez Álvarez se refería así al Reglamento Europeo de Protección de Datos, en el que la Unión Europea trabaja desde hace año y medio.

El Nuevo Reglamento de Protección de Datos entrará en vigor en el 2014

El nuevo texto unificará las distintas leyes existentes de los 28 países miembros en este ámbito. Se espera que entre en vigor durante 2014, aunque las más de 4.000 enmiendas presentadas al texto posiblemente lo retrasarán. A las objeciones de los propios miembros de la UE se ha sumado Estados Unidos, que también presiona para que una regulación tan restrictiva como la prevista no salga adelante y no perjudique así sus intereses en esta materia.

El reglamento obligará a todas las compañías, entidades públicas y organismos a contar con supervisor que garantice el cumplimiento de la nueva normativa. Algunos Estados pretenden que dicha obligación no sea universal y sea solo aplicable por aquellas empresas u organismos que manejen información sensible, concepto que, por otra parte, habría que definir y articular. De quedarse como está, las pymes serían las mayores afectadas por la nueva norma.

Pero lo que más quebraderos de cabeza está provocando a la AEPD en los últimos años es internet. Según palabras de su director, internet es el “ingenio tecnológico que más impacto ha tenido y está teniendo sobre la esfera privada de las personas”. En este sentido, subraya la repercusión que del Big Data, ya que capacidad de almacenamiento y difusión potencialmente ilimitada de la información puede tener en la vida de los ciudadanos.

Rodríguez Álvarez cree que la forma en la que se afronten estas cuestiones determinará el tipo de sociedad que construimos, “una en la que los individuos puedan desarrollarse libremente o una en la que el recuerdo permanente y la conciencia de que todo queda registrado condicione el libre desarrollo de la personalidad”.

El ‘cloud computing’ (o acceso a servicios disponibles en una  nube de internet), la nueva regulación de ‘cookies’, el ‘derecho al olvido’ o la seguridad de los menores en internet son otros de los desafíos a los que se enfrenta la protección de datos y a los que debe dar respuesta tanto la AEPD como la nueva regulación en la materia que prepara la UE y que sustituirá a la vigente Directiva 95/46/CE.