Espiar a los empleados en su tiempo libre

Los juristas consideran un atentado contra la intimidad la monitorización de los empleados en su tiempo libre.

Hombre con un móvil. Las aplicaciones que espian a los trabajadores vulneran la protección de datosEl caso de una trabajadora de una empresa de California que ha sido despedida del trabajo después de borrar de su teléfono una ‘app’ diseñada para seguirla, ha llegado a los Tribunales. Esto no solo se queda en una anécdota, sino que sirve de ejemplo para comparar el comportamiento de Estados Unidos y Europa ante un caso como este.

Myrna Arias, ejecutiva de ventas para el servicio de transferencia de dinero Intermex, ha sido la protagonista de este hecho. Arias ha demandado a sus antiguos jefes por entender que el despido es improcedente, y lo más grave, por haberla espiado durante su tiempo libre.

La mujer desinstaló del teléfono, facilitado por sus jefes, una aplicación que controlaba sus movimientos durante la jornada laboral, e incluso, en los periodos de descanso.

Pere Lluís Huguet, presidente de la Comissió de Noves Tecnologies del Consell de l’Advocacia Catalana, ha explicado a La Vanguardia que la demandante tiene muchas posibilidades de ganar, incluso sabiendo que el teléfono tenía aquel tipo de aplicación. Huguet considera que “hay una intromisión en la intimidad y revelación de secretos al hacerse públicas informaciones que nunca deberían pasar de la esfera privada”.

Las líneas entre lo privado y público y las barreras de la protección de datos están mucho más difuminadas en Estados Unidos que en la Unión Europea. En Europa está a punto de salir un nuevo reglamento que va a proteger mucho más los datos privados de las personas. “La tendencia en Europa es avanzar en la protección de datos y en la actualidad se está trabajando también para poner coto a la información que corre por los grandes portales”, indica Lluís Pere Huguet.

En Europa no está tan extendido como en Estados Unidos monitorizar los movimientos de los trabajadores a través de teléfonos móviles de las empresas. Pero Huguet cree que, una vez finalizada la jornada laboral, tienen que dejarse los teléfonos en las empresas para evitar casos como el de esta californiana.

En Conversia analizamos continuamente el panorama de protección de datos. Descubre más noticias como estas en nuestra red de blogs.