¿Quieres evitar denuncias y sanciones con el RGPD? ¡Necesitas un DPO!

un DPO puede evitarte denuncias y sanciones con el RGPDLa plena aplicación del Reglamento General de Protección de Datos comportará un cambio de modelo en la materia de protección de datos: incremento de las sanciones, nuevos derechos para los ciudadanos, el nombramiento de una nueva figura en el marco organizativo… Todas las empresas, organismos e instituciones necesitan estar completamente adaptados para evitar recibir denuncias que acaben en sanciones. En este post de Conversia te contamos que la Abogacía Española ha dado un paso relevante para hacerlo.

Sin denuncias ni sanciones elevadas por culpa del RGPD

Como ya hemos comentado anteriormente en otros posts de este blog de Conversia, la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO) es una de las principales novedades que incorpora el RGPD en la nueva legislación. Se trata de una figura, de la que deben disponer las empresas, organismos e instituciones, y la cual tiene una clara misión: garantizar la aplicación y el cumplimiento del RGPD, al mismo tiempo que controlar que la gestión y el tratamiento de los datos dentro de la organización se esté realizando de forma correcta.

En este sentido, hace unas semanas, la Comisión Permanente del Consejo General de la Abogacía Española designó al abogado y exdirector de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), José Luis Piñar, como Delegado de Protección de Datos (DPO) de la Abogacía Española. Con este nombramiento, la Abogacía Española se asegura su adaptación al nuevo Reglamento, que será de plena aplicación a partir del próximo 25 de mayo. El RGPD destaca por incrementar notablemente las sanciones en caso de infracciones y denuncias, sanciones que pueden ascender hasta los 20 millones de euros o el 4% del volumen de negocio total anual global.

El DPO es una pieza clave en el nuevo modelo de protección de datos

Después de su nombramiento, José Luis Piñar, que es uno de los máximos expertos en materia de protección de datos en España, declaró que la figura del DPO es una pieza clave en el nuevo modelo de protección de datos ya que “toma medidas proactivas para supervisar y decidir” a la vez que “adapta los tratamientos de datos personales al nuevo RGPD de un modo adecuado para demostrar que se cumple lo establecido en él”. El DPO es una figura obligatoria en la mayoría de empresas y organizaciones y como recordó Piñar un mismo DPO puede atender a varias entidades.

Preguntado sobre las tareas que deberá desempeñar como DPO, Piñar respondió que “hay que adaptar muchas cosas”. Entre la lista de tareas pendientes se encuentra analizar las cláusulas informativas, revisar los contratos del responsable y del encargado de protección de datos; repasar las medidas de seguridad y las posibles transferencias internacionales de datos, así como realizar una auditoría de protección de datos y concienciar y formar a todo el personal del CGAE.

Descubre más noticias relacionadas con el Delegado de Protección de Datos en este blog de Conversia.