Las empresas españolas deben adaptarse al Reglamento General de Protección de Datos

Papel en blanco y mano escribiendo sobre el Reglamento General de Protección de Datos - ConversiaSegún información publicada en el periódico Expansión, un 56% de las empresas españolas no se ha adaptado aún al RGPD (Reglamento General de Protección de Datos), aprobado por la Unión Europea el pasado mes de abril.

Por otro lado, el 73% de las compañías españolas asegura estar bien informada sobre el nuevo Reglamento y su impacto en la gestión de los datos de sus clientes.

Estas cifras se basan en un estudio realizado por Compuware, centrado en más de 400 directores de grandes compañías a nivel mundial en el que el 68% de las empresas reconoce no haber tomado las medidas necesarias para cumplir con la nueva normativa europea.

Motivos por los que el 56% de las empresas no se ha adaptado al RGPD

Los motivos de este 56% de empresas, según el estudio, son la acumulación de datos y la proliferación de los mecanismos tecnológicos para gestionarlos.

El estudio también subraya que el gran volumen de datos sobre los clientes es un motivo más para cumplir con el “derecho al olvido”, presente en la norma europea.

Consentimiento de los datos de los clientes

Respecto a la obligatoriedad de velar por los datos de los clientes cuando son usados para la realización de pruebas de software de la nueva normativa, solo el 52% de las empresas lo cumple.

El Reglamento requiere el consentimiento de las personas cuyos datos son tratados. Este consentimiento debe ser mediante una manifestación inequívoca o una clara acción afirmativa. Mientras que el consentimiento tácito, que actualmente permite la normativa española, queda excluido.

El 92% de las empresas españolas usa los datos reales de sus clientes a la hora de probar sus aplicaciones, mientras que, solamente, una de cada cuatro (24%), solicita su consentimiento.

Es importante que las empresas empiecen a revisar los consentimientos obtenidos porqué a partir de mayo de 2018, solo tendrán legitimación suficiente los tratamientos basados en el consentimiento inequívoco, independientemente de cuándo se haya obtenido.

El 40% apunta que es complicado saber dónde se localiza la totalidad de los datos de pruebas.

Las entidades podrán utilizar estos dos años de transición a la aplicación del RGPD para adaptarse de forma progresiva a este nuevo escenario.

En lo que respecta a las empresas que nos dedicamos a dar asesoramiento de este tipo, podemos proporcionar la información necesaria a todas aquellas organizaciones que necesiten adecuar y actualizar su normativa a este respecto.