Denuncian que Austria usa datos de móviles para verificar el confinamiento

conversia-seguimiento-movil-coronavirus-pexels3943952En plena crisis sanitaria provocada por el COVID-19, buena parte de los ciudadanos europeos tienen órdenes de sus gobiernos de quedarse confinados en casa. En España, los cuerpos de seguridad ya han empezado a imponer las primeras denuncias y sanciones a aquellos que incumplen el decreto que impide salir a la calle. Sin embargo, el gobierno de Austria parece que ha encontrado otra solución para controlar a los austríacos que deciden salir de su casa. En este post de Conversia te la contamos.

Análisis de los movimientos de los dispositivos móviles

Hace unos meses, en este blog de Conversia, nos hacíamos eco de la polémica por la cesión de datos de las teleoperadoras telefónicas al Instituto Nacional de Estadística cuando se dio a conocer que, durante 8 días, el INE utilizaría la localización de los móviles para estudiar los desplazamientos de los ciudadanos.

Según ha publicado el diario Kronen Zeitung, Austria estaría utilizando el mismo método para comprobar si los ciudadanos están cumpliendo con las limitaciones de circulación que ha impuesto el Gobierno para frenar la expansión de la pandemia del COVID-19. El operador de telefonía móvil austríaco A1 ha emitido un comunicado en el que explica que está proporcionando al Gobierno de Austria datos anónimos de los movimientos de sus usuarios para verificar el cumplimiento colectivo de las medidas contra la expansión del coronavirus. La comunicación ha desatado controversia en la república alpina y denuncias por parte de la ONG Sociedad Austríaca para la Protección de Datos (ARGE).

En una nota informativa, la compañía de Telekom explicó que “A1 pone estos análisis (de movimientos de usuarios de móviles) a disposición de los organismos gubernamentales pertinentes en tiempos de crisis, para el beneficio del público en general”. “Concretamente, el sistema se utiliza para determinar el comportamiento de los ciudadanos en cuanto a sus movimientos durante la crisis del coronavirus, para comprobar si las masas están cumpliendo con las regulaciones del Gobierno”.

Denuncias por vulnerar la privacidad y la protección de datos

A pesar de no haber afirmado ni desmentido la noticia, la agencia austríaca APA asegura que un portavoz del Gobierno habría confirmado la utilización de los datos de A1, alegando que este uso se ha producido conforme a la ley y especificando que las autoridades no hicieron la petición, sino que fue una oferta por parte de la compañía telefónica. La oposición ha criticado la medida ya que considera que vulnera los derechos fundamentales de los ciudadanos, como la privacidad y la protección de datos.

Por su parte, la Autoridad de Protección de Datos austríaca opina que, a pesar de que los datos son delicados y se encuentran bajo “protección especial”, la ley prevé que puedan ser utilizados en casos puntuales en beneficio público. No obstante, desde la ONG Sociedad Austríaca para la Protección de Datos (ARGE) denuncian que la situación de emergencia justifique llevar a cabo una medida que afecta a derechos fundamentales de los ciudadanos europeos. El presidente de la entidad, Hans Zeger, opina que la información que proporciona este tipo de datos no permite deducir el comportamiento de las personas como, por ejemplo, si mantienen o no las distancias prescritas entre individuos.

Por ahora, el periódico Kronen Zeitung asegura que, tras el análisis de los datos, parece que los desplazamientos en Austria se habrían reducido entre un 40 y un 50 por ciento.

 

Descubre más noticias sobre protección de datos en este blog de Conversia.