¿Quieres eliminar tus datos personales y no sabes cómo?

Todo sobre la protección de datos y como eliminarlos y tratarlos en el blog de ConversiaEn ocasiones, cedemos nuestros datos a empresas para estar informados de sus promociones, ventas, etc. Estas nos la hacen llegar a través de mensajes, correo electrónico, llamadas, etc. Aunque, llega un momento en que no recordamos haber cedido nuestros datos o no queremos que nos sigan enviando información, ¿cómo podemos hacer para que estas empresas dejen de utilizar nuestros datos?

Lo primero que tenemos que hacer es saber “¿Qué empresas disponen de mis datos?”; y a partir de aquí, ejercer los Derechos establecidos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD (UE) 2016/679) que, como Interesados, tenemos en materia de protección de datos.

¿Qué derechos tienen los Interesados sobre sus datos personales?

Los Derechos de los Interesados ofrecen a los ciudadanos un mayor control sobre sus datos, gracias a la exigencia de contar con el consentimiento inequívoco respecto al tratamiento de sus datos personales. Según cada caso, se aplicará una u otra de las siguientes acciones:

  • Derecho a la limitación: El Interesado puede solicitar la restricción del tratamiento de sus datos. En tal caso, los datos sólo podrán ser objeto de tratamiento si se cuenta con su consentimiento.
  • Derecho a la portabilidad: El Interesado tiene derecho a recibir los datos personales que desee, por parte de un Responsable del Tratamiento con el objetivo de transmitirlos a orto Responsable del Tratamiento.
  • Derecho a la supresión y olvido: El titular de un dato personal puede solicitar que la información personal que se considere obsoleta o no relevante sea borrada, bloqueada o suprimida por parte del Responsable del Tratamiento.
  • Derecho de acceso: Permite al Interesado obtener información sobre si sus datos personales están siendo objeto de tratamiento, conocer la finalidad del mismo, así como la información disponible sobre el origen de dichos datos y las comunicación realizadas o previstas.
  • Derecho de rectificación: Permite que el Interesado pueda solicitar que sus datos personales se modifiquen cuando resulten inexactos o incompletos.
  • Derecho de cancelación: En los casos en que los datos resulten inadecuados o excesivos, el Interesado puede solicitar la cancelación de los mismos. Actualmente, este ejercicio está integrado dentro del Derecho a la Supresión y al Olvido.
  • Derecho de oposición: Posibilita al Interesado decidir que no se lleve a cabo el tratamiento de sus datos o se ejecute el cese del mismo en caso que este se haya iniciado.

Lo habitual, en este caso, es que solicitemos el Derecho de Rectificación y Cancelación (integrado dentro del Derecho a la Supresión y al Olvido) de nuestros datos personales a las diferentes empresas que dispongan de nuestros datos.

¿Cómo solicitar mi derecho de cancelación?

Para poder ejercer el derecho de cancelación, tenemos que tener pruebas en las que exista constancia de la inexactitud de los datos, o que éstos, se hayan utilizado para una finalidad distinta.

De manera general, cualquier responsable de fichero (empresa que usa tus datos), tiene que tener un formulario tipo para que cualquier usuario pueda ejercer sus Derechos. Si no se dispone de éste, se puede obtener directamente a través de la página web de la Agencia Española de Protección de Datos.

El Reglamento General de Protección de Datos establece, asimismo, que los responsables del tratamiento también deberán  proporcionar medios para que las solicitudes se presenten por medios electrónicos, en particular cuando los tratamientos de datos personales se realicen por medios electrónicos.

¿Cuál es el plazo de cancelación por parte de la empresa?

El Responsable del Tratamiento (empresa) debe resolver la solicitud de cancelación de datos personales por parte de un usuario en un plazo máximo de un mes desde la recepción de la solicitud.

Y deberá responder de manera obligatoria que procederá a cancelar nuestros datos personales, o bien, denegando la solicitud de cancelación, que solamente podrá darse si los datos a cancelar no están sometidos a obligaciones de conservación, en cuyo caso permanecerán bloqueados mientras perduren dichas obligaciones y se pueda proceder a su cancelación.

Además, en caso de que la solicitud de ejercicio de derechos no cumpla los requisitos, por ejemplo, no esté debidamente acreditada la identidad del interesado, corresponderá al responsable informar al interesado sobre el procedimiento correcto para ejercer sus derechos.

En el caso en que el responsable no responda a la solicitud de cancelación, se puede ejercer una “reclamación de tutela por denegación de derechos” directamente con la AEPD.

El Reglamento General de Protección de Datos establece que en el momento de recabar los datos debe informarse a los interesados de la posibilidad de acudir a la Autoridad de Control.

Una vez cancelados los datos, ¿alguien tiene acceso a ellos?

Cancelar nuestros datos personales significa que desaparecen de un fichero y, por tanto, que el responsable del mismo no pueda utilizarlos en el desarrollo de su actividad. De esta forma, nuestros datos quedan bloqueados para el tratamiento por parte del responsable, y quedan a disposición de la Administración Pública, Jueces y Tribunales, hasta que el plazo de conservación prescriba. Una vez cumplido este plazo, los datos contenidos en el fichero desaparecerán por completo.