La recopilación de datos: un negocio que crece sin problemas en Estados Unidos

estacion en estados unidos ilustra post de conversia sobre problemas de privacidadEl sector de la recopilación, análisis y venta de datos personales digitales es el negocio que más ha crecido en los últimos dos años en Estados Unidos. A diferencia de lo que ocurre en Europa, EE.UU. no cuenta con una legislación tan restrictiva y permite que existan empresas que se dediquen a comerciar con los datos sin problemas. En este post de Conversia te damos más información.

La industria de los datos personales genera miles de millones de dólares

En la actualidad, la extracción de información personal está generando 76.000 millones de dólares anuales en Estados Unidos, una cifra que representa un aumento de casi un 45% en los últimos dos años. Así lo refleja un estudio realizado por la consultora en seguridad y economía, Sonecon, encargado por el centro de estrategias para demócratas, Future Majority.

El aumento del negocio de la extracción de datos en Estados Unidos se está produciendo sin problemas y a un ritmo de crecimiento muy superior al de otros sectores como el de la publicidad online o al de la industria de servicios informáticos. Si esta tendencia se mantiene, los expertos prevén que en 2022 el negocio de la extracción de datos generará 197.000 millones de dólares anuales en EE.UU., cifra que se situaría por encima del valor total de la producción agrícola del mismo país.

La fuente de los problemas no son únicamente las grandes tecnológicas

Según uno de los coautores de este estudio, Robert Shapiro, “el modelo de negocio es reunir y vender datos personales por medio de publicidad personalizada, no como actividad complementaria”. Según Shapiro, si Google o Facebook no supieran lo que la gente escribe en sus correos o lo que publica en sus cronologías, ganarían dinero, pero mucho menos.

Pero los problemas no provienen únicamente de las grandes compañías tecnológicas. Ellas no son las únicas vinculadas al negocio de la extracción y venta de datos personales. También existen brókeres de datos, así como compañías especializadas que se dedican a recabar todo tipo de información personal sensible y venderla a terceras empresas y organizaciones.

Mientras que en Europa la regulación es mucho más restrictiva a causa del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), en Estados Unidos la legislación es más permisiva. Sin embargo, ya hay sectores que están reclamando propuestas para frenar a los gigantes tecnológicos. También hay estados que ya están tomando cartas en el asunto como, por ejemplo, el de California, que aprobó una regulación nacional sobre privacidad que exige a las compañías que sean los clientes quiénes escojan el tipo de recopilación de datos que pueden efectuar, e insiste en que se explique claramente a los usuarios como las empresas utilizan sus datos personales.

Dividir el beneficio

Asimismo, California también ha propuesto que las compañías que recopilan datos paguen un “dividendo digital” a los propietarios de estos, es decir, a todos los usuarios. El coautor del estudio pone como ejemplo que, si en Estados Unidos se impusiera un pago de dividendo digital del 50%, sucedería que en 2022 los recopiladores de datos tendrían que pagar a cada estadounidense que usa internet 308 dólares (según los índices de crecimiento previstos).

Otra opción que proponen los expertos para poner fin a estos problemas es que los extractores de datos fueran obligados a depositar parte de este dinero ganado a costa de los usuarios en un fondo público que invirtiera en educación e infraestructura.

 

Descubre más noticias sobre problemas en materia de protección de datos y privacidad en este blog de Conversia.