¿Qué establece la legislación española en materia de drones y privacidad?

dron que vulnera la privacidadHace 30 años los robots solo existían en grandes centros de investigación y en películas de ciencia ficción. Pero gracias al desarrollo tecnológico y a la inteligencia artificial, los robots se han popularizado y se han incorporado en el día a día, hecho que ha obligado a los gobiernos a crear legislación sobre esta materia.

El Parlamento Europeo pide normas comunitarias

Por este motivo, el Parlamento Europeo ha elaborado una resolución con recomendaciones para la Comisión Europea en materia de robótica e inteligencia artificial, con el objetivo de que dicho organismo proponga legislación en este ámbito. El objetivo principal de la ley sería garantizar que en todos los países miembros de la Unión existiera la misma normativa, así como aprovechar al máximo su potencial económico.

A pesar de que la resolución se aprobó con 396 votos a favor, 123 en contra y 85 abstenciones, la Comisión no está obligada a seguir las recomendaciones del Parlamento. Sin embargo, tendrá que razonar el motivo por el cuál no lo hace.

Código ético y nueva Agencia Europea de Robótica

Uno de los principales dilemas que genera el creciente uso y fabricación de robots, especialmente de los drones y los juguetes conectados, es la posibilidad de que éstos vulneren la privacidad y la seguridad. El texto presentado por el Parlamento propone que se escriba un código de conducta voluntario para investigadores y diseñadores para asegurar que los autómatas funcionen y se utilicen según estándares legales y éticos que respeten la dignidad de las personas. Además, el Parlamento también propone a la Comisión que se cree una Agencia Europea de Robótica e Inteligencia Artificial para asesorar a las autoridades.

Normativa actual de drones en España 2017

Actualmente, en España los drones son legislados en base al Real Decreto Ley 8/2014, de 4 de julio, de aprobación de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia, concretamente en el artículo 50. Sin embargo, dicho artículo no establece ninguna normativa referente a aspectos de privacidad, cosa que sí que se espera que haga la nueva ley dedicada exclusivamente a las naves no tripuladas que se aprobará este 2017.

No es la primera vez que las autoridades europeas se preocupan sobre la incidencia de los robots y drones en materia de seguridad. En 2015 ya se aprobó el primer Dictamen sobre drones que analizaba la incidencia y los riesgos en relación a la privacidad y la protección de datos, derivados del uso de estos vehículos aéreos no tripulados.