Privacidad y protección de datos en los eventos escolares

Niños realizando un baile de fin de curso. La grabación de imágenes y las fotografías son un problema para privacidad y protección de datos de los menoresEn ciertos momentos de nuestra cotidianidad, nos pueden surgir dudas relacionadas con la privacidad y la protección de datos, como es el caso, por ejemplo, de si podemos tomar imágenes o grabar vídeos en un evento escolar.

Cuando hablamos de este tipo de actos, tenemos que tener en cuenta las diferencias que hay entre un evento con fines educativos y uno organizado con otro propósito.

Privacidad y protección de datos en eventos escolares sin fines educativos

Si el evento no tiene relación con la formación impartida del centro escolar, debemos tener en cuenta los siguientes supuestos:

  • Si el centro escolar es el responsable de grabar las imágenes deberá informar y obtener la autorización expresa de los interesados (menores que tienen más de 14 años y a los padres o tutores de los menores de esta franja de edad) de su finalidad de grabación y, si fuese el caso, de la difusión de las imágenes en las redes sociales, web o cualquier tipo de publicación.
  • Si los que toman las imágenes son los familiares de los alumnos, no se requeriría un consentimiento explícito, siempre y cuando la utilización de las imágenes se realice en el ámbito doméstico y personal de los particulares, es decir, en actividades que forman parte de la vida privada, familiar y de amistad. En esos supuestos, no resulta de aplicación la legislación de protección de datos. Con carácter general, la posible difusión de las imágenes en redes sociales entraría dentro de la exención doméstica y, por tanto, no se aplicaría la normativa de protección de datos.

Privacidad y protección de datos en eventos escolares con fines educativos

En caso de que el evento esté relacionado con la educación que imparte el centro, la utilización de los datos, con la finalidad expuesta, se entiende amparada en la Ley Orgánica de Educación. Mientras que en la toma de imágenes por parte de los familiares de los alumnos, se deben aplicar las mismas medidas que en el caso anterior.

Es recomendable que el centro educativo informe sobre la posibilidad de que familiares y amigos de los alumnos puedan tomar imágenes del evento para un uso doméstico. Además, también es correcto que, antes de empezar el acto, se anuncie de alguna forma que las grabaciones son solo para uso privado.