Seleccionar página

Las cuatro operadoras telefónicas con más cuota de mercado en España han acordado un código de conducta para evitar prácticas intrusivas y fraudulentas en las llamadas a clientes, aplicables desde este mes de enero. Entre los puntos pactados destacan las franjas horarias en las que pueden o no llamar a los clientes, pero también se han incluido algunos aspectos en materia de protección de datos. En este post de Conversia los recogemos. 

Limitación de las horarios de llamada

MásMóvil, Orange, Telefónica y Vodafone han firmado un pacto de conducta en el que se comprometen, entre otras cosas, a no llamar en fin de semana, noches o a la hora de la siesta. Concretamente el acuerdo prohíbe las llamadas comerciales de las operadoras a clientes entre las 3 y las 4 de la tarde, así como también las restringe por las noches, de 9 de la noche a las 9 de la mañana. Además, protege los fines de semana, en que tampoco puede haber llamadas.

Del mismo modo, las operadoras no pueden llamar más de tres veces en un mes al mismo cliente y si este rechaza la oferta que se le ofrece, se deberá esperar tres meses antes de volverlo a llamar con una nueva oferta.

Respetar la Lista Robinson y explicar de dónde se ha obtenido el número de teléfono

El acuerdo también introduce algunos puntos en materia de protección de datos y privacidad. En este sentido, se especifica la necesidad de respetar la Lista Robinson, es decir, el fichero de consumidores dónde todas las personas pueden inscribirse para no recibir llamadas ni visitas comerciales. A pesar de que hay más de un millón de personas apuntadas en esta lista,  hay empresas que no la respetan. Ahora, este código de conducta quiere incrementar las garantías para que las operadoras no contacten con los clientes que estén inscritos en ella.

En la misma línea, el acuerdo quiere controlar la obtención de datos, de manera que las personas que llamen deberán identificarse siempre con la marca comercial para la que trabajan, el motivo de la llamada e indicar la base de datos de dónde han sacado el nombre y número del usuario al que están llamando.

Procedimientos comunes para resolver las reclamaciones de los clientes

Entre el resto de medidas del acuerdo destacan que las compañías estarán obligadas a dar de baja aquellos servicios que hayan sido contratados en acciones que incumplan este código; también, que las operadoras no podrán forzar respuestas de los consumidores que se puedan interpretar como una aceptación a cambiar de compañía; o que tendrán la obligación de implementar un procedimiento común y ágil para resolver reclamaciones de clientes que hayan recibido prácticas que vulneren el código.

Cada seis meses, las operadoras se reunirán para controlar que el código se cumpla y, si hace falta, actualizar o ampliar su contenido.

Puedes leer más noticias sobre protección de datos y privacidad en este blog de Conversia.